Kehila del Olivo

Jeremías 31:31-33

  1. "He aquí vienen días, dice Adonai, en que haré un Nuevo Pacto con la casa de Israel y con la casa de Yehudah.
  2. No será como el Pacto que hice con sus padres el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Mitsraim; porque ellos no pudieron cumplir este Pacto.
  3. Pero éste será el Pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Adonai: Pondré Mi Torah en sus mentes y la escribiré en sus corazones. Yo seré su D’s, y ellos serán Mi pueblo.

1 Corintios 11:23-26

  1. Porque yo recibí del Señor la enseñanza que también os he transmitido: que el Señor Yeshúa, la noche en que fue entregado, tomó pan;
  2. y habiendo dado gracias, lo partió y dijo: "Tomad, comed. Esto es mi cuerpo que por vosotros es partido. Haced esto en memoria de mí."
  3. Asimismo, tomó también la copa después de haber cenado, y dijo: "Esta copa es el Nuevo Pacto en mi sangre. Haced esto todas las veces que la bebáis en memoria de mí."
  4. Todas las veces que comáis este pan y bebáis esta copa, anunciáis la muerte del Señor, hasta que él venga.

Daniel 9:26-28

  1. Después de las sesenta y dos semanas, el Ungido será quitado y no tendrá nada.
  2. Por una semana Él confirmará el Pacto con muchos, y en la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda.
  3. Y el pueblo de un gobernante que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario. Con cataclismo será su fin, y hasta el fin de la guerra está decretada la desolación.
  4. Sobre alas de abominación vendrá el desolador, hasta que el aniquilamiento que está decidido venga sobre el desolador."

Hechos 2:16-21

  1. Esto es lo que fue dicho por medio del profeta Yoel:
  2. Sucederá en los últimos días, dice D’s, que derramaré de Mi Espíritu sobre toda carne. Vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán, vuestros jóvenes verán visiones y vuestros ancianos soñarán sueños.
  3. De cierto, sobre Mis siervos y Mis siervas en aquellos días derramaré de Mi Espíritu, y profetizarán.
  4. Daré prodigios en el cielo arriba, y señales en la tierra abajo: sangre, fuego y vapor de humo.
  5. El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día de Adonai, grande y glorioso.
  6. Y sucederá que todo aquel que invoque el Nombre de Adonai será salvo.

Hechos 20:29-30

  1. Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño.
  2. Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos.

Ignacio de Antioquía, obispo de Antioquía desde el año 70 hasta el año 110; y OTROS.

Ezequiel 10:18

  1. Entonces la Gloria de Adonai salió de sobre el umbral del Templo y Se colocó encima de los querubines.

Ezequiel 11:22-23

  1. Entonces los querubines alzaron sus alas, con las ruedas que estaban junto a ellos. Y la Gloria del D’s de Israel estaba por encima, sobre ellos.
  2. Luego la Gloria de Adonai ascendió de en medio de la ciudad, y Se detuvo sobre el monte que está al oriente de la ciudad.

Marcos 13:14

  1. Pero cuando veáis que la abominación desoladora se ha establecido donde no debe estar (el que lee, entienda)

2 Tesalonicenses 2:1-12

  1. Ahora, con respecto a la venida de nuestro Señor Yeshúa y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos,
  2. que no seáis movidos fácilmente de vuestro modo de pensar ni seáis alarmados, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, como que ya hubiera llegado el día del Señor.
  3. Nadie os engañe de ninguna manera; porque esto no sucederá sin que venga primero la apostasía y se manifieste el ser de iniquidad1, el ser de perdición.
  4. Este se opondrá y se alzará contra todo lo que es de D’s y lugar de adoración, tanto que se sentará en el Templo de D’s ocupando el lugar que Le corresponde a D’s
  5. ¿No os acordáis que mientras yo estaba todavía con vosotros, os decía esto?
  6. Ahora sabéis qué lo detiene, a fin de que a su debido tiempo él sea revelado.
  7. Porque ya está obrando el misterio de la iniquidad1; solamente espera hasta que sea quitado de en medio el que ahora lo detiene.
  8. Y entonces será manifestado aquel inicuo1, a quien el Señor Yeshúa matará con el soplo de su boca y destruirá con el resplandor de su venida.
  9. El advenimiento del inicuo1, que es por obra de Satanás, con todo poder, señales y prodigios falsos,
  10. y con todo engaño de injusticia entre los que perecen, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos.
  11. Por esto, D’s les enviará una fuerza de engaño para que crean la mentira,
  12. a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia.

1Inicuo: Sin ley o anarquía, es decir, contrario a la Torah.

Isaías 11:1-9

  1. Un retoño brotará del tronco de Ishai, y un vástago de sus raíces dará fruto.
  2. Sobre él reposará el Espíritu de Adonai: espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de fortaleza, espíritu de conocimiento y de temor de Adonai.
  3. Él se deleitará en el temor de Adonai. No juzgará por lo que vean sus ojos, ni arbitrará por lo que oigan sus oídos;
  4. sino que juzgará con justicia a los pobres, y con equidad arbitrará a favor de los afligidos de la tierra. Golpeará la tierra con la vara de su boca, y con el aliento de sus labios dará muerte al inicuo1.
  5. La justicia será el cinturón de sus lomos, y la fidelidad lo será de su cintura.
  6. Entonces el lobo habitará con el cordero, y el leopardo se recostará con el cabrito. El ternero y el cachorro del león crecerán juntos, y un niño pequeño los conducirá.
  7. La vaca y la osa pacerán, y sus crías se recostarán juntas. El león comerá paja como el buey.
  8. Un niño de pecho jugará sobre el agujero de la cobra, y el recién destetado extenderá su mano sobre el escondrijo de la víbora.
  9. No harán daño ni destruirán en todo Mi santo monte, porque la tierra estará llena del conocimiento de Adonai, como las aguas cubren el mar.

1Inicuo: Sin ley o anarquía, es decir, contrario a la Torah.

Isaías 14:3-17

  1. Y sucederá que el día en que Adonai te dé tregua de tu dolor, de tu desesperación y de la dura servidumbre a la que fuiste sometido,
  2. pronunciarás esta sentencia contra el rey de Babilonia, y dirás: "¡Cómo ha cesado el opresor; cómo ha cesado la prepotencia!
  3. Adonai ha roto la vara de los impíos, el cetro de los gobernantes,
  4. que con indignación golpeaba sin tregua a los pueblos y se enseñoreaba de las naciones con furor, persiguiéndolas sin contenerse.
  5. Toda la tierra se ha sosegado y está tranquila; han prorrumpido en cánticos.
  6. Aun los cipreses y los cedros del Lebanon se alegraron a causa de ti, diciendo: 'Desde que tú pereciste, no ha subido contra nosotros el talador.'
  7. "El Sheol abajo se estremeció a causa de ti, y despertó a los muertos, para que en tu venida fueran a tu encuentro. Hizo levantar de sus tronos a todos los caudillos de la tierra, a todos los reyes de las naciones.
  8. Todos ellos responderán y te dirán: '¿También tú te has debilitado como nosotros y has llegado a ser como nosotros?'
  9. "Tu ostentación y el sonido de tus liras han sido derribados hasta el Sheol. Los gusanos serán tu cama debajo de ti, y las larvas tus cobertores.
  10. ¡Cómo has caído del cielo, oh lucero, hijo de la mañana! Has sido derribado al suelo, tú que debilitabas a las naciones.
  11. Tú has dicho en tu corazón: 'Subiré al cielo en lo alto; hasta las estrellas de D’s levantaré mi trono y me sentaré en el monte de la asamblea, en las regiones más distantes del norte.
  12. Subiré sobre las alturas de las nubes y seré semejante al Altísimo.'
  13. Pero has sido derribado al Sheol, a lo más profundo de la fosa.
  14. Los que te vean te contemplarán; reflexionarán ante ti diciendo: '¿Es éste aquel hombre que hacía temblar la tierra, que sacudía los reinos,
  15. que convirtió el mundo en un desierto, que destruía sus ciudades y que a sus prisioneros nunca les abrió la cárcel?'

Salmo 102:1-22

  1. Adonai, escucha mi oración, y llegue a Ti mi clamor.
  2. No escondas de mí Tu rostro en el día de mi angustia; inclina a mí Tu oído; apresúrate a responderme el día que Te invocare.
  3. Porque mis días se han consumido como humo, y mis huesos cual tizón están quemados.
  4. Mi corazón está herido,
  5. y seco como la hierba, por lo cual me olvido de comer mi pan. Por la voz de mi gemido mis huesos se han pegado a mi carne.
  6. Soy semejante al pelícano del desierto; soy como el búho de las soledades;
  7. velo, y soy como el pájaro solitario sobre el tejado.
  8. Cada día me afrentan mis enemigos; los que contra mí se enfurecen, se han conjurado contra mí.
  9. Por lo cual yo como ceniza a manera de pan, y mi bebida mezclo con lágrimas,
  10. a causa de Tu enojo y de Tu ira; pues me alzaste, y me has arrojado.
  11. Mis días son como sombra que se va, y me he secado como la hierba.
  12. Mas Tú, Adonai, permanecerás para siempre, y Tu memoria de generación en generación.
  13. Te levantarás y tendrás misericordia de Tsión, porque es tiempo de tener misericordia de ella,
  14. porque el plazo ha llegado. Porque Tus siervos aman sus piedras, y del polvo de ella tienen compasión.
  15. Entonces las naciones temerán el Nombre de Adonai, y todos los reyes de la tierra Tu gloria;
  16. por cuanto Adonai habrá edificado a Tsión, y en Su gloria será visto;
  17. habrá considerado la oración de los desvalidos, y no habrá desechado el ruego de ellos.
  18. Se escribirá esto para la última generación; y el pueblo que está por nacer alabará a Adonai,
  19. porque miró desde lo alto de Su santuario, Adonai miró desde los cielos a la tierra,
  20. para oír el gemido de los presos, para soltar a los sentenciados a muerte;
  21. para que publique en Tsión el Nombre de Adonai, y Su alabanza en Yerushalayim,
  22. cuando los pueblos y los reinos se congreguen en uno para servir a Adonai.

Isaías 40:1-2

  1. "¡Consolad, consolad a Mi pueblo!", dice vuestro D’s.
  2. "Hablad al corazón de Yerushalayim y proclamadle que su condena ha terminado y su iniquidad1 ha sido perdonada, que de la mano de Adonai ya ha recibido el doble por todos sus pecados.

1Inicuo: Sin ley o anarquía, es decir, contrario a la Torah.

Isaías 66:8

  1. ¿Podrá nacer un país en un solo día? ¿Nacerá una nación en un instante? Pues en cuanto Tsión estuvo de parto, dio a luz sus hijos.

Isaías 40:3-5

  1. Una voz proclama: "¡En el desierto preparad el camino de Adonai; enderezad calzada en la soledad para nuestro D’s!
  2. ¡Todo valle será rellenado, y todo monte y colina rebajados! ¡Lo retorcido será convertido en llanura, y lo escabroso en amplio valle!
  3. Entonces Se manifestará la gloria de Adonai, y todo mortal juntamente la verá; porque la boca de Adonai ha hablado."
kehiladelolivo@gmail.com